PREGUNTAS FRECUENTES

¿Se puede utilizar junto a otras terapias?

El Biomagnetismo es compatible con cualquier otra forma de terapia de tipo energético, es decir puede utilizarse en conjunto con homeopatía, flores de Bach, Reiki, bioenergética, etc. También puede utilizarse en conjunto con tratamientos de medicina tradicional siempre y cuando se justifique su uso y no se disponga de otra alternativa.  Es frecuente que una vez comenzado el tratamiento con Biomagnetismo, las dosis de remedios previos sean disminuidas gradualmente, incluso por el médico tratante convencional. Ocurre esto por ejemplo en pacientes diabéticos insulinodependientes. Una vez que los controles de glicemia indican que ésta va disminuyendo “espontáneamente” es dable esperar que el médico diabetólogo recomiende a su paciente la disminución de insulina de acuerdo con un programa establecido. Lo mismo puede ocurrir con pacientes con inmunodeficiencia, o VIH positivos, cuando después de instaurada la terapia con Biomagnetismo manifiestan una mejora notable en su condición y pueden comenzar a modular las dosis de los fármacos que tomaban antes de la terapia biomagnética. Esto es así en muchas otras enfermedades. Lo importante es que el paciente mantenga un contacto fluido con su médico tratante y en conjunto con él logren establecer el mejor camino para la recuperación de la salud.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

Ningún enfermo es igual a otro ante una misma enfermedad o cuadro sintomático. Influye en esto la edad, el estado nutricional, la carga tóxica previa, el tiempo de evolución de la enfermedad, los remedios recibidos previamente, las lesiones que ya están instauradas en el cuerpo, etc. Sin embargo, desde la segunda sesión el enfermo ya comienza  notar cambios positivos en su salud.

El número de terapias requeridas depende del tipo de enfermedad y de la gravedad de la misma, puede ser de 2 a 9 terapias por enfermedad aproximadamente. 4 a 5 podría ser el número promedio de terapias por dolencia. Existen algunas afecciones cuyos gérmenes patógenos abandonan el organismo bastante rápido, pero hay otras con mayor dificultad. Algunas enfermedades concomitantes en un mismo paciente se pueden tratar simultáneamente, mientras que otras deben ser una a una. Por otra parte, es recomendable efectuar 2 terapias (si son 3, mejor) a la semana hasta terminar un tratamiento completo; es decir, al menos una enfermedad. La primera terapia tiene un tiempo de duración de 1 hora y 40 minutos, las subsiguientes, 50 minutos.

¿Me puedo enfermar de lo mismo nuevamente?

Los tratamientos con medicinas no convencionales conllevan una toma de conciencia real del papel que le corresponde al enfermo en su proceso de curación. Y si el paciente se compromete con ello, la lógica indica que no debería enfermar de lo mismo o en forma tan grave, pues ya sabrá reconocer qué tiene que hacer para evitar enfermar. Cuando un enfermo crónico que ha arrastrado la cruz de una enfermedad por mucho tiempo es aliviado de ella, el sentido común le indicará que debe evitar aquellos factores que le hicieron cargar dicha cruz.

¿Es muy costoso el tratamiento con Biomagnetismo?

El valor de cada sesión en general es similar al de una de acupuntura. Pero este costo se minimiza aún más cuando se considera que ya no se gastará una gran cantidad de dinero en remedios, y que lo que se consideraba como enfermedad “incurable” que debería soportar por tiempo indefinido, comienza a tener una alternativa de tratamiento real.

¿En qué casos no se aplica el tratamiento de Biomagnetismo?

No se aplica en los pacientes que hayan recibido tratamientos de quimioterapia. Tampoco en mujeres en estado de embarazo, ni en personas que tengan instalado algún tipo de marcapasos.

¿Es invasivo el tratamiento?

Absolutamente NO. Es muy asociable este tratamiento a un masaje. No se utilizan jeringas, no se colocan inyecciones, no se recetan medicamentos, no se usan geles ni pomadas, no se emplean ni aplican gotas de ninguna clase, no es necesario respirar ni inhalar insumos, esencias o gases. Es cero invasivo.

¿Resultados de laboratorio y de exámenes médicos, de los tradicionales, sirven?

Sirven, sirven de apoyo, claro. Es una información a la que se le presta su debido valor. Pero, de todas maneras, se le hace al paciente el rastreo o exploración mediante los procedimientos de la Terapia de Biomagnetismo.

¿Puede un paciente hacerse este tratamiento sin creer en él?

Los motores del tratamiento son la energía magnética de los imanes y la bioenergética del terapista y del paciente. Si el terapista o el paciente no tienen la debida disposición, no se puede esperar que el tratamiento entregue un resultado positivo.

¿Si no se utilizan medicamento cómo es posible la curación?

Es un paradigma o una forma de pensar aprendida, el creer que solo los medicamentos pueden curar. En el Biomagnetismo Medicinal no se dan medicamentos porque desde la parte externa al cuerpo del paciente, mediante la correcta aplicación de imanes, se corrige el desajuste del pH (potencial de hidrógeno) de la zona enferma; lo cual hace que esta normalice su acidez o su alcalinidad. Una vez normalizada, en todos los casos, presentará un ambiente químico sano para el ser humano, pero tóxico o inhóspito para gérmenes patógenos. Esto se traduce en la muerte de las bacterias, hongos, virus o parásitos que estaban haciendo presencia en el órgano o en el tejido normalizado y que constituían la causa de la enfermedad. Los microorganismos patógenos desaparecen al perder el ambiente del que dependían para subsistir; pues el nuevo ambiente o habitat del germen, con el pH ahora corregido, resulta tóxico y mortífero para él (virus, bacteria, hongo o parásito). De este modo el cuerpo humano, en especial el órgano tratado, ya libre de los gérmenes nocivos, tiene la posibilidad de regenerarse y curarse a sí mismo.


LIMITACIONES

Para el Biomagnetismo Médico existen algunas limitaciones: NO DEBE UTILIZARSE NI APLICA EN: 1°- Enfermedades congénitas (de nacimiento). 2° – Daños neurológicos. 3° – Averías por accidentes cerebrovasculares. 4° – Pacientes que hayan recibido quimioterapias en los últimos 2 años. 5° – Personas con marcapasos. 6° – Insuficiencias renales causadas por daño renal debido a alta presión arterial (ese daño es irreversible). 7° – Mujeres en estado de embarazo, y 8° – Pacientes que se rehúsen a recibir el tratamiento y se pretenda hacérselo de manera forzosa.

Biomagnetismo Medico Juliana Espinosa